Archivos mensuales: abril 2014

Madrid pedirá que los titulados universitarios sin magisterio puedan opositar a maestros

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha avanzado este martes que van a plantear al Ministerio de Educación que considere la necesidad de ampliar el acceso a las pruebas de maestro a titulados universitarios que no hayan recibido formación de Magisterio, de manera que puedan ejercer como tales.

Se trata de una de las medidas que González quiere aplicar en el ámbito educativo para mejorar la calidad de los maestros, un objetivo que le ha llevado a reunirse este lunes con los rectores de todas las universidades públicas y privadas de la región, salvo con el de la Universidad Complutense, que espera que se sume a este acuerdo en un futuro.

En su intervención en la Real Casa de Correos, González ha explicado que el convenio que firman hoy busca lograr “una educación de mejor calidad” y que los maestros sean “cada día mejores”.

Para ello, quieren mejorar los planes de estudio e introducir unas pruebas de selección que “permitan garantizar que los maestros tienen los conocimientos suficientes”.

De hecho, González ha avanzado que van a exigir al Ministerio “la necesidad de que colabore” con la Comunidad en mejorar los planes de estudios y los criterios de acceso a la función pública” mediante pruebas selectivas de nivel nacional.

vía elmundo.es

El ministro Wert reconoce que la cuantía media de las becas ha bajado 300 euros

 

El titular de Educación ha admitido ante los consejeros autonómicos que la ayuda media ha pasado de 3.100 euros a 2.800

En las últimas semanas, cientos de becados han denunciado retrasos en la asignación de las becas y reducciones en las cuantías

La cuantía media de las becas no universitarias, ha asegurado la número dos, Montserrat Gomendio, ha aumentado en más de 150 euros

Los alumnos lo han denunciado hasta la extenuación, pero hasta esta tarde el ministro de Educación, José Ignacio Wert, no ha admitido lo que parecía evidente: que la cuantía media de las becas universitarias ha descendido este curso en un 10%. O, lo que es lo mismo, unos 300 euros. Lo ha hecho ante los consejeros autonómicos, con los que se ha reunido para tratar el borrador de becas del próximo curso.

Así lo ha reconocido este jueves la secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, tras la Conferencia Sectorial, en la que las becas ha sido las protagonistas. Gomendio ha concretado que la ayuda media, que llegaba a los 3.100 euros el año pasado, no alcanza este curso los 2.800; una diferencia que el ministro considera “no muy significativa”. La número dos de Educación también ha destacado que, en el sentido contrario, la cuantía media de las becas no universitariasha aumentado de 1.326 euros a 1.482 euros.

En las últimas semanas, cientos de becados de toda España se han movilizado para denunciar los retrasos en las asignaciones de las ayudas. Incluso han creado una plataforma adhoc, la Plataforma de Afectados por las Becas, para centralizar las consultas y las acciones. Ante la “indefensión” en la que les coloca el nuevo sistema, han convocado una concentración en Madrid para el próximo martes frente al Ministerio de Educación y una huelga estudiantil para el próximo 8 de mayo.

En la reunión sectorial que Wert ha mantenido este jueves con los consejeros autonómicos, el ministro ha anunciado, en el marco del nuevo decreto de becas, a una moderación de las exigencias académicas para los estudiantes de Ciencias y Enseñanzas Técnicas. En concreto, se podría reducir del 50 al 40% los créditos que deben aprobar estos universitarios para no devolver la beca.

Fuentes ministeriales han señalado a Efe que se trata de una petición de los rectores, que han justificado esa rebaja de exigencia en coherencia con el tipo de carreras citadas, de mayor dificultad que otras. Desde hace dos cursos, todos los becarios universitarios tienen que aprobar al menos la mitad de los créditos matriculados para evitar que el Ministerio les reclame el reintegro del importe.

Este es uno de los principales temas de la nueva reunión sectorial, aunque algunas comunidades como la asturiana también tienen pensado instar al Ministerio a que concrete la financiación que dispondrá Asturias para emprender el próximo curso 2014-2015.

 

Vía eldiario.es

Los profesores rechazan que cualquier titulado pueda ser maestro de Primaria en Madrid

 

La Comunidad de Madrid instará a Educación a que permita a otros profesionales dar clase en Primaria

Los docentes lamentan que supone “un retroceso a los 70″ y sostienen que para ser maestro hay que “saber enseñar”

La región no tiene competencias para proponer algunos de los cambios que se recogen en el convenio firmado con las universidades, como la modificación del currículo de Magisterio

Seis comunidades superan la media del 23,5 por ciento de abandono escolar temprano

Los profesores dan la espalda a la propuesta de Ignacio González. \ Efe

 

Cuando la Comunidad de Madrid anuncia medidas educativas, los profesionales se remueven inquietos, conscientes de que la capital ha sido en los últimos años el banco de pruebas de las políticas de Educación del PP. La última de estas innovaciones de laboratorio se conoció el martes con la firma de un convenio entre el Gobierno regional y 11 universidades que afecta principalmente al grado de Magisterio. La Complutense ha sido la única que no ha firmado el convenio alegando que necesita más tiempo para estudiarlo.

La Comunidad pretende con este texto solventar una de las debilidades que más se achaca al sistema educativo: la incapacidad que tiene para atraer a los mejores estudiantes a la docencia. El convenio presenta para ello dos líneas de actuación para formar unos maestros “cada vez mejores”, según el presidente regional, Ignacio González. Dos tipos de medidas sin relación. Una de cal y otra de arena, según algunos expertos consultados.

Por un lado -esta es la parte que la comunidad educativa rechaza frontalmente- se pretende presionar al Ministerio de Educación, que tiene las competencias, para que cambie la normativa y permita a otros titulados (historiadores, filólogos) ejercer de maestros de Primaria a través de un curso puente. Por otro, se introducen criterios de selección para los alumnos que quieran estudiar Magisterio y se anuncian medidas para mejorar el currículum del grado, aunque esta última parte parece más una declaración de intenciones.

Las universidades, por su parte, ponen el foco en la oportunidad de mejorar en los tres ámbitos de formación del maestro: el acceso al grado, la mejora de las asignaturas y el acceso a la población, según la decana de la Facultad de Formación de Profesorado y Educación de la UAM, que se desmarca de la apertura de la profesión a cualquier titulado.

“Un retroceso a los años 70″

En el ideario de González, el sector educativo “está perdiendo capital humano de forma extraordinaria”, algo “fundamental” para tener los mejores maestros. Por eso quiere abrir el arco de profesionales que puedan impartir clase. Este método ya funciona en la Secundaria, a través de un Máster, pero la Primaria tiene actualmente otra consideración y estaba reservada a los maestros.

“Es un retroceso a los años 70″, ha sido la respuesta unánime de todos los consultados. Entonces, las convocatorias para las oposiciones a maestro llamaban a cualquier licenciado o arquitecto. Pero se desechó porque “un maestro debe saber, pero también saber enseñar”, explica Antonio Moreno, catedrático de Didáctica de las Ciencias Experimentales en la Universidad Complutense de Madrid. “Está totalmente distanciado de lo que se hace en otros países y lo que indican numerosos estudios”, señala Isabel Galvín, portavoz de Educación de CC OO en Madrid. “Se tiende a la especificidad, reconocer la formación, etc.”, añade.

Rosalía Aranda, decana de la Facultad de Formación de Profesorado y Educación de la UAM, una de las universidades que ha firmado el convenio, concede que “es totalmente contradictorio” hablar de mejorar la formación del profesorado pero a la vez querer introducir a otros profesionales en el sistema. “Un maestro necesita una formación pedagógica específica que se la dan en los estudios de grado”, ahonda Eduardo Sabina, secretario general de FETE-UGT en Madrid.

Psicología evolutiva, didácticas, sociología, filosofía de la educación, saber explicar la materia, secuenciar los contenidos en clase, conocer el contexto del alumno, la justicia en la educación a través de las evaluaciones… Son todos los elementos que, según los expertos, debe manejar un buen maestro, precisamente lo que enseñan en el grado. Incluso algunos van más allá. “Yo estaría más a favor de fomentar las didácticas específicas sobre las generales, que priman ahora: cómo se enseñan las Matemáticas, la Lengua o el Inglés, hay demasiadas genéricas y pocas específicas”, reivindica Moreno.

Abrir la puerta a otros titulados plantea otra duda. ¿Para qué serviría entonces Magisterio?¿Quién hará una carrera que sólo sirve para una cosa si se puede llegar al mismo punto por otro lado que además ofrece otras posibles aplicaciones? “Eso pasaba antes. Se convierte en una profesión recurrible, una posibilidad para ganar dinero. Sería el desastre, ya lo hemos vivido y aún sufrimos las consecuencias”, asegura Moreno, de la UCM. “Es necesario decir que el grado tiene su propia identidad. Un estudiante de Magisterio no se mete a un oposición de arquitecto”, defiende Aranda, decana en la UAM.

Acceso más selectivo y mejoras curriculares

La otra pata del convenio para mejorar el cuerpo docente es el endurecimiento de los requisitos para el acceso a Magisterio -que las Universidades afirman que no es tal- y la anunciada mejora de los planes de estudio. El cambio en las condiciones necesarias para el ingreso se concreta a partir de este mismo curso, en el que los alumnos que quieran estudiar este grado deberán al menos aprobar en Selectividad (la Prueba de Acceso a la Universidad) Lengua Castellana y Literatura u obtener en la prueba en su conjunto un 9 sobre 14, que equivale a un 6,4 sobre 10 (en la Selectividad se puede llegar al 14 presentándose voluntariamente a dos exámenes que otorgan hasta dos puntos extra cada uno).

A partir del año 2015 el sistema cambiará. El convenio contempla la introducción de una prueba específica de conocimientos sobre materias básicas que los aspirantes a maestros deberán aprobar. Esta prueba convivirá con la Selectividad durante dos años, hasta que ésta sea sustituida por las pruebas de final de ciclo –las llamadas reválidas– según recoge la LOMCE.

Esta medida se observa con mayor aprobación o, al menos, con una cierta división de opiniones. Aranda, de la UAM, considera que “el endurecimiento no es tal” . La nota mínima de un 5 en Lengua en Selectividad la obtienen actualmente un 85% de los alumnos que se presentan y la nota de corte de Magisterio de este año, una carrera que sigue presentando más demanda que oferta, ha sido de un 6,9. Las universidades no prevén una caída de alumnos, sostiene la decana.

Para Moreno, con años de experiencia como maestro y como profesor de profesores a sus espaldas, que se establezcan pruebas de acceso previas al grado es positivo. “Las cualificaciones de Bachillerato pueden ser engañosas”, argumenta.

El convenio también recoge la voluntad del Gobierno regional y las universidades de adaptar y mejorar el currículum de Magisterio. Pero, al igual que ocurre con los titulados no maestros, la Comunidad no tiene competencias para ello, advierten los sindicatos. La formación inicial es una cuestión estatal, recuerdan, que depende de la Agencia de Calidad (Aneca) del Ministerio.

En cualquier caso, estas mejoras en el currículum no parece que vayan a ocurrir a corto plazo. Aranda recuerda que los Planes de Estudio de Magisterio fueron aprobados hace cuatro años. La primera promoción de maestros según el espacio universitario europeo común, el plan Bolonia, acaba de titularse el pasado mes de junio. “No hay datos ni evaluación suficiente para tomar decisiones de cambio”, explica.

Pero estos argumentos no son óbice para que los implicados valoren la importancia de la formación inicial de los maestros, siguiendo el dicho de que no existe sistema educativo mejor que sus profesores. “Si pensamos que es importante no veo razonable que sólo se hable de los maestros. La exigencia debería ser para todas las etapas”, razona.

Hay otra cuestión que siempre colea cuando se habla de la formación del profesorado y cómo mejorar el cuerpo docente. ¿ Es posible dignificar y atraer a los mejores sólo con medidas a priori (requisitos de acceso o pruebas) y no a posteriori (desarrollo de la carrera, formación continua, motivación, etc.)?

“Son complementarias. La formación inicial es mejorable, también la continua. Debería haber unos itinerarios formativos y por supuesto un desarrollo profesional permanente. El reconocimiento social sería necesario, y estamos lejos de ello en Madrid”, responde Galvín, de CC OO. En otras palabras, un estatuto del docente, pendiente desde hace años. Otro caballo de batalla de los maestros sobre el que, todo sea dicho, tampoco tiene competencias la Comunidad de Madrid.

Vía eldiario.es

Más de 300.000 personas firman para que la Música sea obligatoria en Primaria

La reforma de Wert establece que la formación musical sea una asignatura optativa a la elección de las CCAA algo que no ocurre en prácticamente ningún país de la OCDE, según la promotora de la iniciativa

Ya son 314.000 las firmas que el portal de peticiones ciudadanas Change.org ha recogido hasta ahora para reclamar al Ministerio de Educación que la Música sea una asignatura común y obligatoria para todos los alumnos de Primaria.

La campaña, lanzada el pasado 4 de marzopor la profesora sevillana de Música Cinta Domínguez, pide al ministro José Ignacio Wert que la citada asignatura no se elimine como troncal, como fija la reforma educativa, en Primaria y ESO.

La Lomce establece que la Música “pase a ser asignatura optativa a la elección de las comunidades y, como consecuencia, un alumno o alumna en España podrá acabar su escolarización obligatoria sin haber estudiado la asignatura de Música en ningún curso, algo que no ocurre en prácticamente ningún país de la OCDE”, explica Cinta en el texto.

Otra petición relativa a temas educativos en Change.org es la de Juan Ochoa , un estudiante de Madrid que ha lanzado “Donen los 1.823 euros de alojamiento de 60 diputados con casa en Madrid a becas-comedor contra la pobreza infantil”, que en una semana lleva 89.000 firmas.

Ochoa ha señalado a Efe que su intención es llamar la atención sobre la pobreza infantil y criticar “las ventajas” de los diputados que cobran dietas a pesar de tener casa en Madrid, quienes espera que “abran los ojos” al ver comparadas las cifras. En su petición subraya que una beca comedor cuesta 90 euros al mes mientras que hay alrededor de 60 diputados que cobran 1.823 euros al mes para gastos de alojamiento y manutención teniendo casa en Madrid. “Se podría dar de comer a 20 niños todo el año por cada diputado que cobra esta ayuda de manera injusta”, según Ochoa.

Por otro lado, hay una petición para solicitar que se suprima el requisito de tener un nivel B2 o equivalente en el idioma del centro de destino para acceder a una de las 10.000 becas Erasmus.es que concederá el próximo curso el Ministerio de Educación.

Esta petición, creada por Ana Nieves Miranda, de Murcia, lleva recogidas 41.000 firmas desde el 3 de abril. En opinión de Miranda, “obtener un B2 en alguna lengua supone un gran coste tanto de tiempo como económico, por no mencionar la dificultad de acceso a escuelas públicas por las masificaciones en las listas de espera”.

 

Vía público.es

Madrid pedirá que los titulados universitarios sin magisterio puedan opositar a maestros

 

  • El presidente de la Comuinidad avanza que va a exigir al Ministerio “la necesidad de que colabore” con la Comunidad en mejorar los planes de estudios

Ignacio González.Ignacio González. A. HEREDIA


El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha avanzado este martes que van a plantear al Ministerio de Educación que considere la necesidad de ampliar el acceso a las pruebas de maestro a titulados universitarios que no hayan recibido formación de Magisterio, de manera que puedan ejercer como tales.

Se trata de una de las medidas que González quiere aplicar en el ámbito educativo para mejorar la calidad de los maestros, un objetivo que le ha llevado a reunirse este lunes con los rectores de todas las universidades públicas y privadas de la región, salvo con el de la Universidad Complutense, que espera que se sume a este acuerdo en un futuro.

En su intervención en la Real Casa de Correos, González ha explicado que el convenio que firman hoy busca lograr “una educación de mejor calidad” y que los maestros sean “cada día mejores”.

Para ello, quieren mejorar los planes de estudio e introducir unas pruebas de selección que “permitan garantizar que los maestros tienen los conocimientos suficientes”.

De hecho, González ha avanzado que van a exigir al Ministerio “la necesidad de que colabore” con la Comunidad en mejorar los planes de estudios y los criterios de acceso a la función pública” mediante pruebas selectivas de nivel nacional.

 

Vía elmundo.es