El comienzo

Llevaba muchísimo tiempo queriendo comenzar este blog, pero la verdad que no sabía realmente cómo hacerlo. No es que yo sea, ni muchísimo menos, un gran experto en Derecho Administrativo, pero lo cierto es que poco a poco (o no tan poco a poco, y tal vez más de golpe) voy adquiriendo conocimientos y entendiendo cómo se articula toda la estructura de la Universidad, y las normas que la operan, haciendo bastante más fácil la ardua tarea de recurrir las arbitrariedades que continuamente se cometen en la institución, y hacer valer mis derechos y los del colectivo al que hoy por hoy represento, que es el conjunto de estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos.

Dado que no tengo claro cuál es el target de este blog, llevo meses dudando sobre la manera de enfocarlo. Tenía, básicamente, dos opciones:

La primera, era la de dedicarme a reflexionar sobre los distintos aspectos de la administración universitaria, dándole vueltas a cómo han de hacerse las cosas, y cuál es el camino a seguir. Darle un toque bastante técnico, y centrarme en las cosas que, según el momento, me llamasen más la atención.  Finalmente creí que no era una buena opción, ya que en la parte académica se trata de una parcela del Derecho tan pequeña que apenas suscitaría interés, y quien tuviera verdadero interés por ella, seguramente encontraría en lo que yo pudiera escribir pocas respuestas o dudas existenciales, mientras que la gente que mayor provecho podría sacar de aquellas reflexiones, por seguro que no tendrían motivación suficiente para indagar hasta entender lo que en ellas se dijera, en caso de no tener nociones previas de Derecho.

La segunda, era la de intentar explicar, paso a paso, el funcionamiento de la institución, pero se me planteaba un problema de base: Habría que explicar muchísimas cosas desde el principio (qué es un órgano administrativo, un acto administrativo, qué es un procedimiento, cómo se estructura, sus partes, los supuestos de nulidad radical, los de anulabilidad, etc.), cosas que vienen explicadas en cualquier Manual Básico de Derecho Administrativo. Pensé entonces que carecía totalmente de sentido explicar en primer término lo que explica un Manual Básico de Derecho Administrativo, por dos razones. Uno, que hay Manuales que tienen explicaciones muy buenas, completas e inteligibles, con mucho grano, y poca paja; y dos, que quien no se tome la molestia de sacar un Manual de la Biblioteca o hacer algo de investigación por Internet, seguramente tampoco dedicaría tiempo a leer las entradas que se centrasen en explicar lo más básico de esta Rama del Derecho. Conque, finalmente, la inactividad se apoderó de este blog.

Últimamente estoy inmerso en multitud de procedimientos, y no hay un día que no tenga que presentar algún escrito en algún Registro. El nivel de inutilidad que detecto en la Administración de la Universidad Rey Juan Carlos se supera cada día, y claro, hay que actuar, porque los derechos están para ejercerlos y ejercitarlos.  Vivimos en un país en el que se nos llena la boca de derechos, pero a la hora de la verdad, poca gente mueve un dedo por que surtan efecto. Los derechos son una cosa que tenemos, que no entedemos, que no usamos, pero cuidado, que no nos los quiten. Como el que tiene un tío en Alcalá…

Así que, aquí estoy, escribiendo. Finalmente he decidido ir poniendo lo que me venga en gana, poco más o menos. Aprovechando los procedimientos en curso, y los finalizados, probablemente gran parte de las entradas tengan que ver con los mismos, y me dedique a desmontar las resoluciones chapuceras que se dictan en los distintos órganos de la Universidad Rey Juan Carlos, incluyendo por un lado la resolución de la Universidad, y por otro lado, el correspondiente recurso, y lo intentaré diseccionar y abordar por partes la respuesta de la Universidad haciendo comentarios a cada punto, y vinculando todo lo posible a fuentes de confianza que ofrezcan una buena explicación de los términos que puedan resultar de interés o de difícil comprensión, aunque seguramente esto lo haré a medida que vaya sacando huecos, dado que cuando me pongo a escribir no tengo límite, y cuando paro, publico.

Espero entretener y que, quien quiera y pueda, aprenda.

2 comentarios en “El comienzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>