Convalidaciones: arbitrariedad en estado puro

Últimamente he visto varios casos de estudiantes a quienes han denegado convalidaciones, y el término jurídico para describir las resoluciones es, sin duda, el de flipante.

Creo que la costumbre en las entidades locales menores proporciona mayor seguridad jurídica que lo que se hace en la Universidad Rey Juan Carlos.

Resulta que las resoluciones se ponen en el Portal de Servicios diciendo si la convalidación está aceptada o denegada, y si la deniegan, ponen dos o tres palabras con el “motivo” (eg. “diferencia de contenidos”). ¿Qué clase de acto administrativo es ese? ¿Quién resuelve? En la “resolución” no figura ni el órgano que la ha dictado.

El que se mueva un poco habrá encontrado en la página web la “normativa” de convalidaciones, y habrá llegado a la conclusión de que resuelve la “comisión de convalidaciones”, y el que sepa algo de Derecho, sabrá que el Reglamento no está publicado, y por tanto no ha desplegado efectos ni puede aplicare.

Luego tenemos la composición de las “comisiones de convalidaciones”. ¿Alguien sabe quienes son los vocales? ¿Alguien sabe si los hay? ¿Alguien sabe si se reúnen? No hay actas, no hay información de la composición, de los criterios, de las sesiones… Aquí ni Ley de Transparencia ni Cristo que lo fundó.

Además, según los Estatutos de la Universidad debería haber un representante del Consejo de Estudiantes -art. 147.f)-, y os aseguro, porque presido el órgano, que no lo hay en ninguna de las comisiones. Así pues, la composición de las comisiones no se ajusta a la norma, y por tanto, todas las decisiones que toman son nulas de pleno derecho, ya que se dictan prescindiendo total y absolutamente de las normas que contienen las reglas esenciales para la formación de la voluntad de los órganos colegiados -art. 62.1.e) LRJPAC-.

Luego tenemos el contenido de las propias convalidaciones. Existe un concepto que, por lo visto, en ciertas Facultades y Escuelas desconocen: el precedente administrativo. El precedente administrativo es un acto administrativo que se dicta en un momento dado y, a partir del cual, vincula a la Administración a seguir un criterio concreto, por tanto, a tomar la misma decisión sobre un mismo asunto toda vez que se reúnen las mismas circunstancias. Por ejemplo, si van dos personas a convalidar la misma asignatura por una otra asignatura igual (eg. Estadística aplicada al Turismo -Grado en Turismo- por Estadística Empresarial II -Grado en ADE-), el resultado debe ser siempre el mismo, incluso aunque ambos casos se den en años distintos.

En el caso de que, por cualquier motivo, se dejase de convalidar una asignatura por otra, en primer lugar, se debería motivar con los criterios que justifiquen que ahora esa asignatura no sea convalidable -art. 54.1.c) LRJPAC-. Además, deberá coger las que hubiera aceptado anteriormente, revisar de oficio los actos invalidados, y abrir el correspondiente procedimiento de declaración de lesividad -artículos 102 o 103 LRJPAC según la motivación de la revisión-, ya que esas personas tedrán entonces que matricularse de la asignatura, cursarla y aprobarla. Incluso aunque esas personas hayan egresado, o hayan trasladado su expediente, se deben desconvalidar esas asignaturas. Por eso es fundamental que la Universidad respete sus propias decisiones, porque el perjuicio que causaría apartándose de su criterio en casos idénticos, dudo que fuera política ni económicamente asumible para la la Administración.

Pero no os preocupéis, estáis en la Universidad Rey Juan Carlos, y es tan probable encontrar un acto o un procedimiento plenamente válido y correcto, como que te pongan una matrícula de honor en una asignatura sin haber pisado la clase. Esto es, que o bien seas un perro fiel, o bien te toque la lotería.

Es de justicia decir que para la adaptación de Licenciatura a Grado en su día se hicieron las tablas de convalidaciones y están publicadas en la web, así como para el traslado de Educación Infantil a Educación Primaria y viceversa, lo cual constituye una honrosa excepción, ya que proporciona los criterios a la Comisión de convalidaciones, y la debida seguridad jurídica al alumnado.

Dicho esto, vamos a analizar la impugnabilidad que ofrece la Universidad. La normativa dice que ante la denegación cabe reclamación-recurso ante el vicerrector de alumnos en el plazo de 20 días. ¿Qué reclamación? ¿Qué tipo de recurso es? ¿Cómo que 20 días? ¿Vicerrector de Alumnos?

Desde luego que quien redactó la normativa se quedó a gusto. Luego hablaremos del prestigio de la Universidad y demás parafernalia panfletaria, pero aquí como mucho podremos traer a unas jornadas a la Jueza del Juzgado nº 1 de Madrid, porque cualquier jurista medianamente reconocido huirá espantado de las aberraciones jurídicas que se publican (en la web, que en el Boletín, ni una).

¿Dónde se ha visto que el plazo para la interposición de ningún recurso sea de 20 días en vía administrativa? Quien lo redactó, y quienes lo aprobaron no tienen absolutamente ni idea de lo que hacen. Eso, o se piensan que es su cortijo, y la Ley que la cumpla la Infanta, que ellos pasan.

Cualquier recurso administrativo tiene un plazo de interposición de un mes (de día a día) -artículos 115 y 117 LRJPAC, e incluso 4 años en el caso del extraordinario de revisión del art. 118- desde la notificación-. Y como hemos visto antes, no hay ni notificación ni nada, te aparece ahí una cosa con unas letras mal puestas en el Portal de Servicios y te dan por notificado. Hale, y el domicilio a efecto de notificaciones lo pones por si quieren pasar por casa a tomar un te con pastas, porque si esperas que te llegue una resolución por correo certificado a casa, puedes acabar como La loca del muelle de San Blas.

En fin, que aquí nos administra gente que bien podría dedicarse a cosas más productivas y en las que destacasen mínimamente, o directamente solicitar la incapacitación judicial -visto lo visto sería recomendable-, que nos iría mejor a todos y a todas.

Como decía, esto es jurídicamente flipante. Sois gente inteligente, con recursos, con representantes. Asesoraos e id al contencioso y que no os toque el nº1. Si no, mejor que no perdáis el tiempo recurriendo, porque hay quien resuelve y no sabe ni leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>